Amantes de la Enseñanza

#0042 OPOSICIÓN DOMÉSTICA (Víctory)

Algo que nunca falta en la vida de todo buscador de la Luz, es la oposición que experimenta especialmente en su hogar y entre sus amigos cuando comienza a manifestar los «destellos» que produce la Enseñanza. Esto es motivo de angustia para muchas personas, llevándolos en el peor de los casos (sobre todo señoras que no gozan de la aprobación de sus señores) a abandonar la Enseñanza… ¡y eventualmetne toda búsqueda espiritual! Pero si lo que pretendemos es «alcanzar por fin la Victoria» (como dice la primera línea del Himno Nacional de Panamá), tenemos que acercarnos a quien representa esa cualidad en el Cosmos, quien no es otro que el Poderoso VÍCTORY. Y tenemos la dicha de contar «Decretos del YO SOY» que este bendito Ser dejo como herencia para la humanidad, donde nos ofrece el siguiente lineamiento para todos aquellos que experimenten oposición en sus hogares por «estar metido» en la Enseñanza:

……….Bien sé lo que ustedes tienen que enfrentar en el mundo exterior. A menudo vemos las condiciones que surgen entre amigos y en los hogares de los que anhelan la Luz. Supongamos que en la familia sólo hay uno que acepta esta Luz, que anhela Su Gran Liberación y que los otros le presentan oposición. Si tal es el caso, ¡no hablen al respecto! Sólo calladamente en la Plenitud de su propia «Presencia YO SOY«, sientan Sus Poderosas Corrientes de Luz y Energía, ya sea fluyendo por su cuerpo y saliendo a su mundo, o directamente desde la Presencia entrando a su hogar y al mundo que los rodea. Ordénenle que acalle todas las cualidades humanas, y que mantenga la Armonía Divina y el Orden Divino allí, de manera que todos puedan recibir las bendiciones que la Vida desea dar; porque ustedes, como el individuo en ese hogar, tienen el Derecho Divino y Autoridad ¡para reclamar Luz y Liberación! ¡No hay grupo alguno de seres humanos sobre la Tierra que tenga el derecho a negarles su deseo de Luz y Liberación!

……….Eso no quiere decir que la gente debe ser hiriente entre sí; pero sí les digo, Mis Amados, que cuando ustedes permanecen en silencio y rehusan discutir la Gran Ley con aquellos que desean criticarla, y luego se yerguen en la Gran Firmeza Serena, ¡esa gente se verá obligada a dejarlos en paz! Si quieren discutir con ustedes, sencillamente digan: «¡Yo no voy a someter este tema a discusión! Si no te interesa la Luz, entonces quédate callado!», y, déjenme decirles: el Poder de la Luz pasará a través de ustedes silenciando todas esas cualidades y avergonzando a la gente de tal manera ¡que dejarán de interferir! Quiero que ustedes sientan ese Poder esta noche, porque en los tiempos venideros, todos los Estudiantes del «YO SOY» desearán conocer a su propia Gran Presencia y anclarse firmemente en Ella, y de ese modo prestar el Gran Servicio al cual todos están llamados.

……….¡Se aproximan cambios, no hay duda de ello! Pero firmemente creo que antes de que los Grandes Cambios se den sobre la Tierra, cambios aún mayores se darán ¡en el mundo emocional de la humanidad! Tienen que venir con la solicitud que están haciendo casi seiscientas mil personas en la actualidad. ¿Cómo puede la Vida fallar? ¿Cómo puede la Luz Cósmica dejar de manifestarse y dar Su Asistencia?