Amantes de la Enseñanza

#0081 EL COLOR ROJO (Serapis Bey)

  Son muchas las personas que nos tildan de intransigentes cuando exhortamos a los Buscadores de la Luz a descartar de sus guardarropas todos los artículos de vestir que sean de color negro, marrón o rojo, y cuando se les dificulta la entrada a los Servicios al llegar con vestimenta de dichos colores. Observen lo que, en «Luz de los Maestros Ascendidos», nos trae a este respecto el amado Maestro Ascendido  SERAPIS BEY (relacionado a nuestro envío #58 «Sobre rábanos y remolachas»):

……….¿Qué piensan acerca de que las remolachas sean rojas? ¿Saben que en un tiempo eran blancas? ¿Cómo llegaron a tener el color? ¿Cómo fue? Pues, debido al sentimiento de la discordia humana. ¿Por qué es roja la sangre del cuerpo? Por la impureza e imperfección que allí hay. Tan pronto como se pueda despedir a toda imperfección, la sangre de su cuerpo será un líquido dorado. Es por eso, Amados Míos, que el color rojo como se le conoce en el mundo externo, debido a la conciencia de masa a ese respecto, produce irritación, discordia y limitación a los individuos que lo utilizan o que lo tienen a su alrededor.

……….Les pido que estén pendientes de estas cosas, porque en la actividad externa del mundo que se aproxima, ustedes verán estas cosas desaparecer. La remolacha roja desaparecerá. Los tomates cambiarán de color. ¿Por qué? ¿Por qué es rojo el tomate? Estas son cosas tremendas, Amados Míos. Puede que suene infantil, pero seamos infantes por un rato. Cada uno de ustedes sabe que no hace muchos años atrás, la conciencia de la humanidad decía que los tomates eran venenosos, ¿no es cierto? La gente temía comerlos. Luego, ¿dónde está la razón para su color? Pues, ¡en la calificación mediante el sentimiento de la humanidad! ¿Acaso no lo ven, Amados Míos? ¿Ven cómo eso actúa a través de la Naturaleza? Luego, ¿cuánto más poderosamente actúa eso sobre ustedes, el organismo más sensible que hay actualmente en el Universo?

……….Oh, Mis Preciosos, a veces ustedes creen que son densos y bien cocidos [hard-boiled]. Ojalá supieran que la estructura cerebral que tienen en la cabeza, cuando no es tocada por las sustancias destructivas del mundo externo -como tabaco, intoxicantes y sustancias similares- es lo más maravilloso que hay en todo el Universo de la actividad humana. Si se le deja a su propia Perfección, el cerebro sentiría y respondería a las vibraciones más delicadas. Igualmente responden sus corazones hoy en día. Ustedes no pueden hacerle a sus corazones lo que le hacen al cerebro, porque el Poder de su «Presencia» está anclado en el corazón.