Amantes de la Enseñanza

#0082 LA VERDADERA AMISTAD (Saint Germain)

  Quiero compartir con ustedes un Discurso del Maestro Ascendido SAINT GERMAIN que apareció en el número de Marzo de 1955 de «The Bridge to Freedom Journal (y que ahora está disponible en castellano en la recién lanzada publicación de «Diario de El Puente a la Libertad/Saint Germain», Vol.2), en cuanto a la verdadera esencia de la Amistad. Da mucho que pensar, ya que puede que hayamos sufrido muchas veces por considerar amigas a personas cuya actitud discrepaba radicalmente (o discrepábamos NOSOTROS) con esta Enseñanza que nos da el Maestro. «Haberlo sabido antes», podrán decir, pero recuerden que hoy es el primer día del resto de sus vidas.[Tomado del «Diario del Puente», Marzo de 1955]

……….Siempre he sido un gran amante de la asociación llamada «amistad», ya que ésta no adolece de la sentimentalidad de los amantes, como tampoco de la extremadas exigencias de la familia y parientes. Es, más bien, un honesto compartir de la conciencia, del Amor y de los regalos de la corriente de vida de cada uno —sean tangibles o intangibles, de acuerdo al patrimonio de cada ser humano.

……….La verdadera amistad está fundamentada en una absoluta honestidad, la cual requiere que nos adentremos en los recovecos más recónditos de nuestra mente externa. La amistad desea el mejor éxito y logro para el amigo. La amistad consiste primordialmente en dar, no en recibir. Creo que la palabra «amistad» describe muy acertadamente en nuestro Ámbito la actitud de sentimiento y conciencia entre los Miembros de la Hermandad. Hasta en la relación de uno para con la «Presencia de Dios» dentro del corazón, un creciente sentimiento de camaradería y amistad hace la asociación tanto práctica como sana.

……….Tengo toda la esperanza de que una amistad de este tipo se desarrolle entre todos aquellos de ustedes que deseen asistirnos en este momento. Las profesiones de lealtad salen disparadas de los labios, así como la flecha sale disparada del arco en tensión. La lealtad del corazón se desarrolla más lentamente, e irradia hacia adelante como el suave calor del fuego del hogar, cuando las primeras llamas violentas han encendido el corazón de la madera, y los carbones arden de forma constante, cálida y duradera. Ésta es la intangible hermandad por la que estamos orando para que se dé entre ustedes, los escogidos.