Sobre canalizaciones y mensajes

Dios los bendice.

Quiero compartir con ustedes el texto de un email que envié como contestación a uno recibido, de parte de alguien que quería asistir a nuestras actividades a pesar de ser miembro militante de otra organización.

De hecho, el meollo del asunto estaba en que en la mencionada organización se «canalizan mensajes de los Maestros» de reciente cosecha, bajo el argumento de que «ustedes y nosotros tratamos de lo mismo».

Comparto el texto siguiente con ustedes, a fin de dejar clara mi posición con respecto a las mencionadas actividades de «mensajes y canalizaciones»… especialmente si entrañan los nombres de los amados Maestros Ascendidos que nos guían; y de que sirva para la edificación, entrenamiento y aclaración de ustedes.

*******

Dios te bendice. Gracias por tus palabras y comentarios, así como por la deferencia que me das. En base a la misma y con el mismo respeto, te contesto.

Obviamente tú crees en lo que los fundadores/directores [del — grupo al que perteneces] te dicen que es, en cuanto a los «mensajes de los Maestros» que ellos canalizan. Esa es tu prerrogativa y es algo que no admite cuestionamiento, al menos no de parte mía. Si eso es lo que tú crees, pues eso es lo que es y será… ¡para ti!

Sin embargo, verás, yo creo en otra cosa.

Para comenzar, creo que la humanidad no necesita más LETRA (léase «mensajes») sino MÚSICA; esto es, COMPRENSIÓN ILUMINADA de lo que ya se ha descargado a través de los canales confiables (que son casi 10,000 páginas entre lo descargado a través de Guy Ballard y de Geraldine Innocente). Coincido contigo, en cuanto a que los Maestros Ascendidos no han dejado de trabajar. De hecho, creo que la 3a. Dispensación (la del siglo XXI) ya comenzó a descargarse por parte de los Maestros, y consiste en el entendimiento práctico de lo ya descargado. No más letra (v.g. tinta) sino más música (v.g. radiación).

Creo que, tomando el símil del «Anillo del Nibelungo» de Richard Wagner, ya quedaron atrás los días tanto de «El Oro del Rin» como de «La Walkiria», en que Wotan y los demás dioses del Valhalla se metían e interferían en los seres y quehaceres del ser humano. Creo que estamos en «Sigfrido» donde el ser humano ha comenzado a ASUMIR su postura y responsabilidad como co-creador con Dios (con la Magna Presencia YO SOY), y para ello es menester que Wotan aparezca en la obra «solo mirando», sin interferir, sin estar dando instrucciones ni variaciones. Creo, como dijera Gibran Khalil, que la flecha ya fue lanzada, y lo que le toca ahora al arquero es reposar y esperar que la flecha dé en el blanco producto de su buena puntería y manejo del arco… sin interferir con instrucciones adicionales a la flecha que va en el aire.

A lo que voy es que mientras haya ALGUIEN externo que aduzca dar la pauta, el ser humano no se desarrollará como tiene que ser, no asumirá la plenitud de su seidad, y la ópera no llegará a su conclusión. Dicho metafísicamente, no habrá graduación de esta «escuela Planeta Tierra», no habrá Ascensión en la Luz, porque siempre mediará la DEPENDENCIA en algo o en alguien externo; en vez de imperar la «IN-DEPENDENCIA», la «en dependencia únicamente de la Presencia YO SOY», que es como operan los Maestros Ascendidos y los Logos Planetarios/Solares/Cósmicos. Esa in-dependencia es lo que hemos venido a aprender aquí, y mal lo haremos si siempre se depende de alguien que se la pase dando instrucciones desde la banca.

Vaya que instrucciones/mensajes/letra, ¡ya tenemos! Como te dijera anteriormente, sólo la instrucción CONFIABLE consta casi de 10,000 páginas de texto, en cuya lectura [ojo, no interiorización ni puesta de manifiesto, sólo una lectura, digamos, básica] se nos iría buena parte de un lustro. No creo que necesitemos más letra, más instrucción, más «mensajes». Lo que necesitamos es más puesta-en-práctica de lo ya dado, mediante una COMPRENSIÓN ILUMINADA de lo ya impartido.

En esto es lo que yo creo, y en base a esto actúo.

Mil bendiciones,
JORGE A. CARRIZO